Amada

Amada

Amada

Abatir columnas,
morder la seda,
respirar el aire
que precede a la antesala.

Marearse
con la vida, deleitarse,
succionar latidos,
hacer diluviar gemidos.

Amar cada pétalo,
enloquecida lengua sedienta de hogar,
adentrarse en la penumbra,
la presión ante la convulsión.

Degustar el néctar,
en su incesante llanto,
mojarse los dedos
entre la carne ofrecida.

Admirar la dulce flor,
abrazarla entre los labios,
equilibrista entre pelvis y caderas,
las columnas mueren, gime el arco.

4 comentarios sobre “Amada

    1. Muchas gracias Marcelo. ¡Qué mundo tan loco! Se permiten fotos desde el horror y no desde el amor. Gracias a Dios entre las flores siempre habrá poesía, curiosa iniciativa del Jardín Botánico de Madrid, invita a un recorrido entre flores y libros para celebrar el Día del libro. Saludos 😊

  1. Qué bien lo has expresado Ángela. Nadie como tú para expresar con esa belleza tanto en la forma como en el fondo. Empleando con sabiduría las palabras, y dándole la forma adecuada. No puedo más que rendirme a tus pies, y esperar poder leer tu creación, que no deja indiferente a nadie. Precioso, aunque es difícil describir en una sola palabra todo lo que haces porque es mucho más. Un abrazo muy fuerte.

Deja un comentario