Almas gemelas

Cuentan que tu alma gemela es aquella que le da la vuelta a tu mundo entero en un giro inesperado del destino, cuando por azar se encuentran.

No sé si tú me encontraste o yo te encontré, si el universo se plegó en una pirueta de 180 grados al norte, y mis 180 grados al sur.

almas gemelas
Mis mares, tus montes
Si el punto donde el alma se fusiona con su gemela es esa mirada que quema la razón y deja al corazón errante, en busca de ese amor que sea capaz de dar cierre al círculo, que complete la esfera perfecta del yin-yang y se trague la llave.
Llevabas la promesa en tus ojos de todo lo que mi alma anhelaba,
llevabas la inocencia dibujada en la sonrisa,
tus manos portaban caricias y generosidad sin fin.
Vivíamos olvidados de nosotros para darnos a otros,
ni tu vida era un sueño, ni la mía un paraíso.

Almas gemelas que se encuentran a la vez, que andan perdidas en sus vidas, sin apenas saber que, aunque en su corazón ya permanecen unidas, ignoran todo de sus mundos porque no los comparten.

Silenciando al destino y a las leyes del amor.

Como si el destino abriera sus puertas, una y otra vez, ofreciendo sus extensos dedos para reencontrarnos, una y mil veces, en los momentos más difíciles de nuestras vidas.
Tengo el alma prometida a salvar la mitad de mi perfecta esfera.
Tengo el alma partida sin la mitad que ordene mi caos.
Equilibrio
Mi alma no te pertenece, mi alma te la he entregado conscientemente, sin acuse de recibo, sin fecha de caducidad y sin temor a las veces que se ha roto en este mundo ambiguo, cruel y maravilloso.
Somos almas en pena de su gemela,
somos almas alegres que saben que se aman y se esperan.
Almas pacientes que se cuidan y se protegen,
una veces tocamos el fondo del mar,
para luego el alma que esté más fuerte bese al otro, contagiando su vida de aire para respirar,

para salir a flote, para arrastrarlo a la arena y llenarlo de las caricias, abrazos, o sonrisas interminables, hasta que pueda levantarse por sus propios pies, con tiempo y paciencia como la que se entrega a un hijo.

Tu alma penetrante cargada de luz es absorbida por mi oscuridad.
Mis veranos y tus inviernos,
mi cuerpo frío al calor de tu tibia piel.
Mi alma que enferma cuando la tuya padece,
a veces, tu alma es la mía,
otras mi alma es la tuya,
girando y girando,
porque unas veces soy tú,
y otras tú, eres yo.

Mi alma te espera mientras la vida decide si nuestros cuerpos llegarán un día a fusionarse en un intenso y perfecto loto.


John Legend – All of me – Todo de mí
Qué haría yo 
sin tu inteligente boca atrayéndome,
y sin ti echándome a patadas.
Tengo la cabeza dando vueltas,
no es broma, no puedo saber (pin down: ubicar, identificar)
qué es lo que pasa por esa hermosa cabecita.
Estoy en tu viaje del misterio (atracción de feria),
y estoy tan mareado, no sé qué me golpeó,
pero estaré bien.
Mi cabeza está bajo el agua,
pero estoy respirando bien, 
tú estás loca y yo no estoy en mis cabales.
Porque todo de mí (todas las partes de mí)
ama todo de ti (todas las partes de ti).
Ama tus curvas y tus bordes,
todas tus perfectas imperfecciones,
dame todo de ti, (“todo tú”)
y yo te daré todo de mí (“todo yo”).
Tú eres mi final y mi principio,
incluso cuando pierdo, estoy ganando,
porque te doy todo lo mío,
y tú me das todo lo tuyo.
Cuántas veces tengo que decirte
que incluso cuando lloras eres todavía hermosa.
(Si) el mundo está tirándote abajo (beat down: desinflándote),
yo estoy por aquí, pasando por cualquier estado de ánimo.
Tú eres mi perdición, tú eres mi musa,
mi peor distracción, mi Rhythm & Blues
que no puedo dejar de cantar,
suena en mi cabeza por ti.
Mi cabeza está bajo el agua,
pero estoy respirando bien, 
tú estás loca y yo no estoy en mis cabales
Porque todo de mí,
ama todo de ti.
Ama tus curvas y tus bordes,
todas tus perfectas imperfecciones,
dame todo de ti, 
y yo te daré todo de mí.
Tú eres mi final y mi principio,
incluso cuando pierdo, estoy ganando,
porque te doy todo lo mío,
y tú me das todo lo tuyo,
me das todo lo tuyo.
Las cartas sobre la mesa,
los dos llevamos corazones,
aunque es duro, lo estamos arriesgando todo.
Porque todo de mí,
ama todo de ti.
Ama tus curvas y tus bordes,
todas tus perfectas imperfecciones,
dame todo de ti, 
y yo te daré todo de mí.
Tú eres mi final y mi principio,
incluso cuando pierdo, estoy ganando,
porque te doy todo lo mío,
y tú me das todo lo tuyo.
Te doy todo lo mío,
y tú me das todo lo tuyo.
John Legend – All of me – Todo de mí

Deja un comentario