Apenas te conozco

Apenas
Te marchas
Apenas te conozco y ya te marchas,
dejando que raspen mi garganta las palabras no dichas.
Ahogando cualquier posibilidad de réplica a lo que no es justo.
Dando tiempo al descrédito, a la malicia, a lo miserable.
A lo que mata el amor,
A la montaña que envidia al mar y nos impide verlo,
porque se planta delante de la cara para ser vista por todos,
impidiendo cualquier atisbo de avance.
Permites que venza y nos aleje el alma.
Permites que me rompa el corazón,
mis manos, mis ganas, mis sueños y mis esperanzas,
 por su malsana ambición.
Me condenas al abandono y al silencio,
dejando que grite el alma rajada sin ti.
 Por ella.
Tener las horas contadas y gastarlas en miserias del alma.
Y esta simple mortal que te ama siempre,
que te pide que te quedes, que te cuides y que no te alejes.

Deja un comentario