Discúlpeme si creo en los granos de arena

disculpe si creo
Ser mujer

Discúlpeme usted por ser mujer,

discúlpeme usted por saltar al mar,

discúlpeme por escapar de los mundos burbujas,

discúlpeme por ser feliz sin ser de nadie.

Por expresar, fantasear o sentir como sienta,

por elevar mi voz en busca de un mundo más justo,

por no haber nacido hombre para no ser juzgada por puta,

discúlpeme, que ya soy muy grande para andarme con cobardes.

De veras, disculpe mi libertad que tanto le enerva,

disculpe que a mí nadie me imponga el silencio,

discúlpeme usted caballero, señor, hombre que educa hombres,

que no me interesen sus redes,que yo nací sirena.

Disculpe que mi vida sea mía y que cómo usted la juzgue,
interprete o deduzca me viene al pairo.Disculpe que no palidezca, me derrita o me muera por sus letras.

Discúlpeme por ser más fuerte que usted porque me engrandece como mujer.

Discúlpeme, hombre o mujer, si defiendo a otra dama,
señora o señorita de los que no son de su especie.

Discúlpeme por ser real y de esta era,

por expresar mi sexualidad de forma abierta,

disculpe mi evolución, mis pies y mis pasos,

disculpe si mi lenguaje directo ofende a su extraño intelecto.

Discúlpeme si usted ata cabos sin tener madeja,

por amar la libertad,

por perder casi la vida por ella,

discúlpeme pero usted no me va a frenar en mi grito por la vida de las mías.

Discúlpeme si no hay nada más cobarde que el desprecia a una mujer por hacer lo mismo que él.

Discúlpeme, usted, que interpreta el mundo de la mujer sin ni siquiera serlo,

discúlpeme por ampliar horizontes y escapar de lo que me haga pequeña,

discúlpeme por estar comprometida con las mías,

discúlpeme por no mofarme de usted,

por no hacer bromas sobre su ridiculez,

discúlpeme por no ser un juguete, ni su juego.

Discúlpeme usted si se le acaban las ideas

y necesita de las mías para alimentar a sus crías.

Discúlpeme por tener un carácter difícil de encerrar

en caracteres numéricos, seriales y clonados.

Siento no gustarle nada, discúlpeme, insisto,

pero me quiero demasiado para ser como usted.

P.D: Discúlpeme si aún creo en los granos de arena.

Deja un comentario