La lluvia del poeta

lluvia-del-poeta
La lluvia

La lluvia,

y su precipitación hacia el tejado de los pies,

puede tener mil significados distintos para cada persona,

para cada momento, acompañada, sola,

alegre, triste, fresca, tibia,

liberadora.

Golpeando la piedra del casco antiguo

dibujando charcos.

Gotas que tocan con los nudillos las ventanas queriendo entrar,

buscando un hogar.

Cortinas de agua sobre el mar,

componiendo música

en ondas bajas, en notas altas,

donde parece que devuelve el agua a las nubes

en pequeños saltos.

La lluvia del poeta que es la que moja la hierba,

las flores y la tierra,

donde bailan los olores

libres por el campo,

adentrándose en una cabaña de madera,

filtrándose por las viejas vigas del techo,

mezclada con el olor a

leña, café y a una suave manta de lana.

Deja un comentario