A mil mares en calma

A Mil mares

Miro por la ventana y observo tus pasos firmes, 

tus gestos suaves, tus manos pequeñas, 

tu espalda ancha que me llama a apoyar mis manos, 

tus brazos fuertes y tu voz entrecortada.

 Esa voz que parece que necesitara el aliento de un beso.

 

Te alejas y me llevas a tu lado, 

en una nube, en una gota,

 en una sonrisa,

en cualquier palabra escuchada al azar.

mares
Mil mares

Te pienso en la suavidad de mi piel cuando me acuesto.

En el aroma de mi pelo esparcido por la almohada,

 imaginando que te sumerges en él.

Te llevo en los ojos,

mi piel cobra vida propia,

el aire se me fuga,

el corazón galopa libre y alocado y mi alma…

mi alma no la encuentro, te la he dado.

Tengo el privilegio de amarte

Tengo el privilegio de amarte.

Me llenas,

 me invades y

 me transportas a mil sitios infinitos.

A mil mares en calma.

P.D: Serenaría tu vida por toda la eternidad

Deja un comentario