Nada te dices

Nada que dar cuando has dado todo.

Nada que decir cuando todo está dicho.

Nada que llene ese negro vacío que anega tu cuerpo,

convertido en un pozo siniestro.

Nada que coloree las canas,

que el hastío,

por no querer querer,

va decolorando tu ser.

Nada que alivie esa lágrima que yace seca,

petrificada junto a tus grandes ojeras.

Nada… nada que te salve de este infierno

en el que vives envuelto.

Nada te dices, todo te digo.

Todo, si tan solo supieras

que lo vales todo.

Nada te dices

Surreal Photography by Arno Rafael Minkkinen.

Deja un comentario