No estabas y necesitaba un alma

nubes
Foto mía y suena Sía

Colgada en el intento de no romperme más,

sostenida por las nubes para después saltar.

Caer más allá,

gritar, llover,

golpear el aire

sin fe.

Contener huracanes fieros,

confusos, ciegos

Entre besos intensos,

dulces, profundos.

Esprintar el cielo y retornar el eco al universo.

Beberme el aire que tanto me falta sin ti,

sin mí, sin tanto…

 

Con nada, conmigo en llanto,

tan perdida, demacrada,

lejana, para no quebrar nada más.

Columnas de sombras entre dedos mágicos que parten el cielo,

Esperanzas sueltas en el firmamento oscuro,

esas que llaman luceros

que tanto brillan cuando la luna muere.

Pero tú no estabas y necesitaba un alma.

2 comentarios sobre “No estabas y necesitaba un alma

Deja un comentario