Rumbo a un destino sin ti

destino

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rumbo a un destino tan lleno de ti,

tan vacío de lo que un día fui,

tan llena de temor por volver a sentir.

La puerta, las flores,

hasta los guijarros del suelo

me hablan de ti.

Aquí yacen los recuerdos estáticos en cada rincón,

en este  maldito viento, vacío de ti,

traidor que me devuelve tu sonrisa.

Una vez existió la felicidad y fue aquí, contigo,

en este destino tan mío,

tan muerto, tan vivo, sin ti.

 

He vuelto a entornar los ojos,

sentirte convertido en brisa acariciando mi piel,

he vuelto a entreabrir mis labios

y te has colado dentro

tan cálido, tan tierno,

tan fugaz, tan lejos.

El destino no debió juntar jamás,

a dos soñadores en un mismo sitio,

pues cierran los ojos

mientras en silencio ya se aman.

Soñábamos con el amor

sin levantar los párpados para poder verlo.

Ni las estrellas se han movido

en todo este tiempo

por miedo a convertirse en fugaces.

Ni mis sentimientos han cambiado

por miedo a volverme mortal.

Deja un comentario