Su lenguaje

Usted, que posee esa bella sutileza de apreciar
el suave lamento de la hoja que se desprende
de su amada rama.
Usted, que aprecia la caricia de cada pelo del arco de un violín,
mientras roza sensualmente las enduceridas cuerdas.
Usted, que en el viento escucha un nombre,
en cada ola percibe una sonrisa,
en cada paso suena un cascabel.
Usted, que posee el magistral don de comunicarse con la naturaleza,
¿Por qué no lo hace con su pareja?

Deja un comentario