Tan niña como ayer #microrelato

barncancerfonden.jpg

El secreto de la eterna juventud lo lleva guardado en su mirada desde pequeña, nació con ojos bien abiertos e iluminados para retener el mundo entre sus grandes pupilas. 
De cada imagen un gran relato, 
de un paisaje brotaba un baile, 
de la música los libros volaban cantando de los estantes. 
En perfecta armonía giraba en su mundo interior, nadie veía que ella cantaba, bailaba e interpretaba cada obra que leía. 
Nunca en soledad, le acompañaba un mundo repleto de imaginación al que daba vida con sólo posar sus ojos en éste. 
Nunca conoció el aburrimiento, el despertar le mostraba un nuevo espacio para satisfacer su creatividad cada día, en tormentas y amaneceres, en desiertos y anocheceres, entre luces y sombras donde nunca dejó de ser tan niña como ayer. Donde la magia era real, esa dulce pócima de los sueños hechos realidad, interpretados a lo largo de su vida.

Deja un comentario